OPERACIÓN BIKINI – MISIÓN IMPOSIBLE


OPERACIÓN BIKINI- MISIÓN IMPOSIBLE VIDEO DE RISA

OPERACIÓN BIKINI – MISIÓN IMPOSIBLE

Ha llegado la hora, Mayo está detrás de la esquina y el gimnasio un poco más adelante.

Se acabó comprar patatas fritas y Coca cola , se acabaron las cenas locas de trabajo y beber cerveza hasta las tantas, ahora pensamos solamente en la madre tierra y en ladieta que elegir. Nos convertimos en pequeños hinduistas a la búsqueda de la paz interior para encontrar el equilibrio con nuestra báscula. Cuando vamos al supermercado conseguimos conocimientos científicos a la altura de Albert Einstein y los componentes químicos insertados en las tablas calóricas nos llaman la atención más que un descuento. La boda en Mayo, la piscina en el pueblo, el viaje de fin de curso, estos son solo algunos de los sagrados motivos que nos empujan hacia nuestra cruzada. Los gimnasios agotados de gente con aforo máximo hasta 150 personas por la ocasión se convierten en estadios olímpicos de cara a los mundiales de futbol, para poder correr encima de una cinta hay que coger numero un par de días antes o reservar por internet, da igual si tenemos que quemarnos vivos en la sauna finlandesa o mandar a Urgencias la desafortunada que nos toca a lado en la sesión de Zumba ¿de tanto sitio justo aquí debía meterse?

Como en todos los cuentos pero,hay siempre una parte fea,

muchos son los desafortunados que caen en el intento,

ellos no tienen la culpa son victimas de la sociedad, es como con Adán y Eva estaban tranquilitos en su Paraíso, pero hay siempre alguien mandado por no sé quién que te invita a morder la manzana y luego de haberla liada parda y haber recuperado por cuatro los pocos gramos perdidos en varias semanas de ayunas y lágrimas, encima de todo esto, te sientes culpable y vuelves a prometerte “esta es la última vez” una frase seguramente muy noble que sale del corazón pero ¿seremos tan valientes de acordarnos de lo prometido delante el plato estrella de nuestra madre? Yo personalmente admiro estos “gladiadores” que consiguen desconectar el cerebro del estómago y son capaces de quedarse a pan y agua durante meses a lo estilo Gandhi, pero hay comunes mortales que delante de una barrita de chocolate o un cachito de tortilla se ponen tiernos. En conclusión si también este año no consigo acabar con éxito positivo la misión imposible volveré a intentarlo el próximo y puede y repito puede que en este arco de tiempo las centinelas encargadas del cotilleo local se descuiden de su vida y metan también ellos una buena parte de grasa, así que en la piscina estaríamos todos en paz y a disfrutar del verano!

 Mucha suerte a todos futuros Gladiadores! 

Imagen y texto by Giuraf

POST CURIOSOS PARA COMPARTIR

Elige el botón de tu red social y comparte el post con tus amigos!

No se admiten más comentarios